Amador García-Carrasco
Anuncios

PLIEGO DE CORDEL DE SÁNCHEZ EN CATALUÑA

IMAGENMAFIOSOS

Pasen señores y vean

lo último de esta farsa.

Que se ha ido a Cataluña

el presidente de España,

con su recua de ministros

y ministras y fanfarrias

que van con el fanfarrón

por donde quiera que vaya.

Cada vez que se le ocurre

ir a algún sitio de farra

nos cuesta su viajecito

medio ojo de la cara.

Y como ya lleva varios

de ciegos va a estar la patria

llena si alguien le vota

en la próxima campaña.

Qué ganas tengo, me dicen,

de meter la por la raja

de la urna, papeleta

de castigo por la cara

Que tiene el gachó, chuleta

por no decirle macarra.

Mas por los cerros de Úbeda

Se me va yendo la farsa.

Se han ido hasta Barcelona,

antes ciudad emblemática,

que fue joya del Condado

y es ahora una piltrafa

entre Colau y CDR

bien prontito se la cargan.

Va a celebrar un consejo,

así lo llaman, de trampa

porque a lo que va el Sanchico

es,a lamerle la espalda

a su compadre el traidor

que quiere romper España.

Un presidente felón

a otro va y se la mama

que entre ellos chupando

de maravilla lo pasan.

Luego hacen decreticos

dictados por el fantasma

de Torra, al que se ha vendido

este Sánchez porque toca

aprobar los presupuestos

para quedarse en Moncloa,

que la tiene Begoñita

ya muy puesta y coquetona.

Por el forro y sin vergüenza

la Constitución se pasan

los dos, una parejita

de bandidos a la carta

y todo para pagarse

el alquiler de la casa,

esa que ganó al bobales

del PP haciendo trampa

y que ahora con los malos

se alía para comprarla.

Este y el Pablo la quieren

para siempre, no les basta

lo que a los demás, el tiempo

que dice la democracia.

El pueblo español revienta

ya de vergüenza y rabia,

pero es disciplinado,

te espera, Sánchez, al alba.

Ese día llegará

y aunque te quede la cara

más roja que los pimientos

ya te has ganado la paga

vitalicia y los puestazos

que le has buscado a tu dama

y al cuñao, y mientras tanto

se sigue rompiendo España.

Eso te llevas, traidor,

ala mesa de la infamia,

a brindar con Zapatero,

otra escoria de la raza.

Y al asesino Companys,

la pena se la levantan

olvidando que la historia

siempre triunfando acaba

aunque nos quieran de nuevo

engañar con sus patrañas.

Bueno, Sánchez, compadrito

mafioso, aquí se marcha

esta coplilla llorosa

aunque tendría que acabarla

una denuncia porque eres

el jefazo de la mafia.

huevos
FOTO DE FAMILIA. EL  ‘PRESIDENT’ Y SU GEMELO

Mostrar barra lateral

Página arriba

Página abajo

Alejar

Acercar

Pantalla completa

Imprimir

Comentar en áreas específicas

Anuncios

REPÚBLICA III. PROTOCOLO FINAL.

REPÚBLICA A OJOS VISTAS. HA COMENZADO EL PROTOCOLO FINAL: DELENDA EST MONARCHIA.

He encontrado en el hueco de la escalera un panfleto, algo manchado de aceite, como si hubiera estado envolviendo un bocata de anchoas. Lo copia tal cual, por si se le ha perdido a algún guionista de la nueva telebasura. O sea, basura reciclada. Dice así:

 

Saturnodevorador

El ascenso de Sánchez a la silla gestatoria, llevado en brazos por sus socios y clientes, ha abierto la exclusa de la ‘merde’, que, a raudales, inundará los campos de España haciendo florecer toda clase de escatologías. La reunión con el conspirador Soros ha apuntalado la financiación masónica, y los anuncios de distracción están siendo hábilmente trazados, al estilo paradigmático del plagiado Maquiavelo. Sánchez, sin embargo, no quiere ser el Príncipe. Quiere ser el presidente de la República.

 

Bandera republicana de la UJCE

 

El protocolo de la destrucción anunciada tiene frentes políticos, económicos, familiares, personales, una amalgama de guerra total que va a ser utilizada aprovechando la debilidad de los conservadores, parte del mal, y no su solución, como han venido demostrando, quizás ya de forma irreversible. El troceo de España es imparable, la venta por menudo de lo que desde el siglo XVI ha sido una gran nación se consumará, se está consumando ya. Pero a Sánchez sólo le importa una cosa: ser presidente de la República, una confederación de estados y naciones. ¿Puede existir una república de repúblicas? La UE, uno de los enemigos natos, desde su origen, de la grandeza española, ha situado sus caballos de Troya en las instituciones, y está deseando fracturar España, por lo que aceptará cualquier cosa que suponga destruir la fuerza española en el mundo jurídico, económico y social. Eso ha hecho Alemania, con la euroorden, ciscándose, como no podía ser menos, en los principios de la organización europea, porque se trata de humillar a España.

Presidentes Segunda República Española

 

España es débil, la han hecho débil los partidos políticos que han pactado desde siempre, desde el 78, con los nacionalistas, delincuentes morales y reales, y que han entendido la democracia como un juego de poder. La última jugada, la de la entronización de Sánchez en la Moncloa, ha pillado por sorpresa a los más optimistas enemigos de España, foráneos y patrios, porque no esperaban que Rajoy fuera tan lerdo. O tan malvado. Dejar en manos de un enfermo del poder este país ha supuesto que, rápidamente, las auténticas fuerzas de las multinacionales y los delincuentes se pongan en marcha.

Empiezan a salir enmerdamientos. Políticos, con las concesiones rastreras a los delincuentes investidos, en Cataluña y País vasco. Surgen ya los acatamientos y alianzas, como las del chaquetero Revilla, el líder de las masas, que ya lame las botas de su señor natural y pide la orden de la jarretera para el muslo de su barragana, dicho sea en tono simbólico. Ahora toca el ataque frontal a Juan Carlos, sacando a la luz supuestos delitos económicos, y convirtiéndolo de tonto oficial en perverso ladrón, a través de las declaraciones traidoramente abducidas por dos delincuentes morales de una amante despechada. Se ha conseguido meter en chirona a parte de la antes llamada familia real, por delitos que no llegan ni a la suela del zapato a los robadores como Pujol and family, exonerados como por bula papal. La porción republicana del funcionariado ya ha dicho que el emérito es culpable. Porque para Hacienda investigar es sinónimo de hallar. Imposible escapar a los rigurosos y más aún inquisitoriales criterios de la Agencia, la única, y no la floja y rica CIA.

 

Corinna en una imagen de archivo. (Gtres)

Seguiremos. Seguiremos viendo los pasos, el dominio absoluto de la LGTB, las paridas decretales del Gobierno, los exabruptos barriobajeros de rufianes y acólitos, y el apoyo de los intelectuales de cerebro blando a los amarillismos y la libertad. La suya, no la de todos. Seguiremos embobados viendo las luchas fratricidas de los conservadores, los que han contribuido y siguen haciéndolo, a la ruina de España, y, finalmente, acabaremos empobrecidos, al estilo de Venezuela, porque les aseguro que de Rusia no va a venir devuelto el oro y los tesoros robados por los socialistas y regalados al asesino Stalin.

 

Seguiremos viendo cómo se respaldan las decisiones delictivas de los golpistas y cómo se financian a costa de todos sus fraudes a la CE y a su propio Estatuto. Tendremos ocasión de ver libres a asesinos y golpistas bajo la mentira de la paz política, mientras se suscita otra nueva guerra civil con excusas cavernarias y movimiento de cadáveres sepultados. Jano ya ha perdido su otra cara, ahora sólo existe la desmemoria y el ocultismo de la verdad. Y un problema mal planteado sólo puede tener soluciones erróneas.

 

Esto lo dice un observador que no milita en ningún partido, que discurre sobre la falsa democracia que nos castiga con su dictadura y que percibe claramente el camino trazado, ya digo, a mayor honra del próximo presidente de la próxima república, un tal Sánchez. Que le pille maduro.

Entretanto, la masa manipulada seguirá produciendo, como gallinas en las naves cerradas a la luz, trabajando para pagar a los nuevos dictadores de la falsa democracia, cacareando e indignándose de vez en cuando, y las minorías privilegiadas por el sistema seguirán aplaudiendo las medidas abyectas de los nuevos ejecutores del plan soviético quinquenal, ese que tan buenos resultados produjo en la extinta URSS, con cien millones de extintos entusiastas de su padrecito, y no se cuántos carne de Gulag. Aquí el gulag se llama contubernio politicastro de partidos y partidillos para destruir España y quedarse ellos con los trozos.

 

Salud, camaradas.

El pobrecito escribidor.

Nota del bloguero: Esto del pobrecito escribidor me parece un pobrecito recurso, alusivo al gran M.J. de Larra, el pobrecito hablador. Se ve que el guionista no tiene mucha imaginación para los pseudónimos.

Y lo de delenda est Monarchia lo dijo Ortega, aunque luego Azaña dijera :’No es eso,no es eso’. A ver si se aclaran.

 

ESCURRIENDO EL BULTO AL MODO TRILERO — Amador García-Carrasco

Distraer la atención con cartas forzadas, al modo de la prestidigitación para engañarnos ocultando la verdad. Agustín de Hipona se planteó, ya ven ustedes, en qué se distinguía el Estado de una banda de ladrones a gran escala. En mis ensayos lo tomo como materia recurrente: es el sentido de la justicia y el derecho […]

a través de ESCURRIENDO EL BULTO AL MODO TRILERO — Amador García-Carrasco

En homenaje a Ignacio Gracia

http://www.ciudadrealdigital.es/barricada-cultural/1529/Un/nino/cualquiera

DESPEDIDA….POR AHORA

Queridos amigos, lectores y visitadores de esta humilde página, salud.

Al modo romano, a quien tanto debemos, os saludo. Y anuncio al tiempo mi despedida, que haré también a lo romano.

Me cuesta mucho ponerme a los mandos de esta nave pirata, y no aprecio una singladura fértil, tal vez porque navego en sargazos y enredos, buscando una tortilla de camarones.

O sea, que como abdican los reyes, así también los plebeyos, sólo que nuestro sustituto es la nada, que viene a suplir la casi nada en que la pequeña historia nos entretiene.

Os confieso que he llegado a esta decisión por un ejercicio de vanidad. Todos los que escribimos, más aún que los pintores o los escultores -y al contrario que los faranduleros, los del cante y los deportistas- pensamos que mucho es lo que aportamos al mundo y merecemos una justa retribución: La de aquellos a quienes nos dirigimos, esa multitud. Y cuando esa multitud no aparece, hay que reconocer que no interesamos. Así que no voy a pagar demasiados intereses por la atención recibida, aunque eso sí, los que pago lo hago con mucho cariño y agradecimiento.

De igual modo me voy de Twitter y de Facebook y de Linkedin y de Messenger. ¡Qué alivio!

Pero no voy a dejar de escribir. Tal vez me busque un pseudónimo en la lengua de algún país exótico, y posiblemente de chica, para epater le bourgeois. Es un truco muy viejo. Y que ya he empleado al menos en un par de ocasiones, con mucho éxito…

Si tu vales, ego valeo.

Cura ut valeas

Si tú estás bien, también lo estoy yo.

Cuídate.

SER ESPAÑA

Ser España

 

mapa-de-espac3b1a1

 

Ahora que algunos fustigan nuestra imagen, nuestra historia, y quieren empañarla por ilegítimos intereses, ahora que muchos les dan la razón por ignorancia o mala fe, ahora que incluso en la sede de la soberanía nacional algunos desean quebrar esa soberanía, ahora que la democracia se encuentra debilitada por esa torpe renuncia a sus principios, sustituyéndolos por los de quienes ni siquiera conocen el significado de la palabra ‘democracia’, ahora que todo se apoya en impuestos y no en principios, ahora, cuando la ética y los valores de la civilización y la cultura pretenden ser sustituidos por el menosprecio y la implantación de la ignorancia y la estupidez, apoyándose en un mal entendido sistema de mayorías, ahora que el nombre de España y su bandera y su historia está siendo vilipendiada, ahora cuando alguna de sus regiones dirigida por nefastos políticos quiere desarraigarse artificiosamente del conjunto, bajo mentirosas promesas y fraudes, ahora, cuando la Constitución y la ley se toman a la ligera por quienes más deberían exigir su cumplimiento y cumplirlas, ahora, cuando débiles gobiernos, que renuncian a sus obligaciones, perfectamente diseñadas en las leyes y en la conciencia, adoptan posiciones ambiguas frente a los desafíos inconstitucionales, ahora, cuando resurgen en el mundo los tambores de guerra, cuando rabiosos fanáticos quieren absorbernos y destruirnos, cuando los líderes de la nueva ola quieren eliminar la grandes de nuestra historia y facilitan los caminos del odio y la venganza, ahora, precisamente ahora, ante la corrupción de las instituciones, ante la frialdad de quienes nos representan, ante la opresión hacendística y sus criterios de depredación, ante los manejos interesados y clientelares de presupuestos, ante la puesta a disposición de los delincuentes los espacios públicos, en un alarde de chulería dictatorial, ahora es cuando debemos alzarnos, mirar de frente a esa escoria, y gritar con toda nuestra fuerza de auténtico pueblo soberano: ¡Viva España!

 

banderasespañolasenusa2

 

 

Porque España no es esta mediocre nación dirigida por sectarios interesados en sus parcelitas autonómicas, no es este país en el que las plataformas y las demagogias tienen más fuerza que la razón y la ley, no es este reino en el que el escudo nacional y no ondea con orgullo, en el que manifestarse como español supone ser insultado por minorías repugnantes bajo la absurda acusación de franquista o fascista, no es el programa inicuo de los municipios regidos por dementes torturados por complejos, no. España es algo muy diferente, es gloria, es historia, es orgullo, es paisaje, es una multitud digna y responsable y señora de sus destinos, por muy engañada y manipulada que esté ahora. España es Roma, son los Beatos, es el Arcipreste de Hita, es Santa Teresa, son las catedrales de Burgos, de Santiago, de Barcelona, de Madrid, de Sevilla, de Granada, de Valencia, son los mejores Museos del mundo, El Prado, el Tyssen, el de arte moderno, el Guggenheim, son sus avances tecnológicos, el AVE, el Talgo, la informática, la telecomunicación, la medicina, a la cabeza del mundo, la atención social, pese a que les pese a sus difamadores, la paz que quieren arrebatarnos, la gastronomía mejor del mundo, las vías de comunicación, el respeto a la mujer, que cada día ocupa más puestos de responsabilidad, la educación obligatoria, la ausencia de racismo.

 

Alhambrafoto

 

España no es una ramera barata como quieren algunos de nuestros actuales padres de la patria, que desconocen el significado de esa palabra, ‘patria’ con raíces tan profundas como profunda es su majadería, secundada y aplaudida por muchos menos ignorantes que manipulados, España tiene orgullo, su historia, que quieren hacer desaparecer ahora, eliminando hasta nombres de calles que revelan el valor y la dignidad, hombres y mujeres que han sido figuras señeras en el mundo, y a quienes atribuyen connotaciones franquistas o fascistas esa patulea de estultos, adoradores de la momia de Lenin y del asesino Stalin, nuevos sacerdotes costrosos de un Moloch de tres al cuarto. Pero somos muchos los que amamos este país, esta nación, reconocemos el valor de sus gentes, que desde milenios ha roturado con sus brazos, su inteligencia o su sangre el solar hispano.

 

Agustina de AragóncortéspizarrofotoGuggenheimfotomuseodelpradofotosagradafamiliafotospaisaje asturianofoto0065b-cibeles-fuenterrebollo

 

 

Los héroes transoceánicos, Pizarro, Cortés, Las Casas, hoy vilipendiados por una leyenda negra que urdieron enemigos de nuestra fuerza y nuestra fe y nuestro valor, España, la primera que protegió los derechos humanos, con las Leyes de Indias, tierra de los mejores juristas del mundo, Suarez, Vitoria, de los mejores literatos y comediógrafos, cuya relación sería tan interminable que avergonzaría a quien la hiciese, presumiendo en exceso de Cervantes, Lope, Calderón, Quevedo, siglos de oro, que llegan hasta la actualidad, con autores que si escribieran en inglés no tendrían parangón en el mundo. España, la bella, la conquistadora, defensora de sus ideas y sus principios, aun pagando un precio altísimo, como en la Reconquista y sus consecuencias, y que es maestra de poetas y de guerreros, cuando no de ambos, como Garcilaso, como Jorge Manrique. Reina del mundo, que puso a los pies de Nuestra Señora la derrota del otomano en Lepanto, que derrotó a Inglaterra a manos de Blas de Lezo favoreciendo la independencia del coloso americano, que descubrió el paso del Norte por Alaska, hecho silenciado, que descubrió América y la colonizó y mezcló su sangre, sin exterminar a los nativos, como se quiere falsamente urdir, ser España, ser Europa, ser el mundo, frente a quienes nos desunen y abren a la destrucción los caminos que muchos nobles han transitado.

 

 

deportes

Y la España de cada día, en la que no somos autonómicos, somos hermanos, que se pelean y discuten en casa, pero dan la vida unos por otros si es necesario, la alejada del enjambre político profesional, del avispero, de la cochiquera, de esos que nos quieren dividir y enemistar, la España de cada día, que cantaron los poetas, estos días azules, este sol de infancia, de Antonio Machado, existir a su sombra como quien espera el alba, de Luis Cernuda, llenos de exilio y llenos de amor a España, la España de cada día, la del vasco y el andaluz y el catalán y el extremeño, la del frío y magnífico mar del norte y el noroeste, la del cálido y acogedor Levante, y sur y canario y balear, las paellas y el cocido y los pescaítos y el pantomaca y los percebes y las lubinas y los txokos donde se cocina la mejor merluza en salsa verde del mundo, yo la he probado, y el ensueño del paisaje, la sonrisa de todas las edades que nos quieren arrebatar pero recuperaremos, España de todos los que la aman, como añoraba Quiroga Pla, ese título magnífico de una revista, HORA DE ESPAÑA con que honraron su memoria. Ahora nos toca ser españoles, no sólo de bandera, ese símbolo que algunos politicastros rehúyen porque es la peste de su maldad leninista, sino de lo cotidiano, sin violencia, dejemos que sea el Estado quien la ejerza si la necesita para defendernos. Ya le hemos dado nuestra delegación, en ese contrato social que es la democracia. La España del día al día, de ceder el asiento en el bus, de aguantyar los atascos oyendo la radio, de leer, leer mucho su historia y su literatura, que, a pesar del gran Borges, no es inferior a ninguna,  de bailar o enamorarte, de educar y sufrir el dolor y la enfermedad con solidaridad si se tercia, de tomar el pincho de tortilla y caña con Luis Herrero,  de saludar por la calle y de olvidar que el vecino del noveno es un mamón, y sonreírle al salir del ascensor, de volver a escuchar a Sinatra y a Serrat y disfrutar con Boadella o Arturo Fernández o el atrabiliario genial Fernán Gómez o los talentos innumerables de nuestro cine y teatro, incluyendo a Sacristán, que tanto me hace sufrir como otros genios de la farándula maravillosa con sus contumaces orejeras. Inflarse de calcots en Tarragona, esquiar en Sierra Nevada y en Baqueira, pasear por la preciosa Sierra de Madrid, otear el horizonte de Doñana, los bosques de Navarra y de Andalucía, las calas de Mallorca, los momentos irrepetibles de Asturias, qué bonita eres, disfrutar de un orujo invocando meigas con Fina y Jose, guitarrear con Jaime y Nemesio después de un festín manchego de cordero y vino de la tierra. Poned los nombres o buscadlos, cada día, con la saeta del guardia civil que desarmó al tirano de la CUP, ese nuevo engendro del XVIII, que desconoce como todo fanático las declaraciones de derechos, pero sobre todo, que ignora, pobre, el sentido común, que en esa bella tierra, ese antiguo vaso de agua clara, se llamaba seny. Y con el día, claro que hemos de reconocer los errores, y el dolor de pies por el camino que hacemos, polvoriento ahora que la pertinaz sequía, también franquista, nos atenaza, pero ya lo dijo el olvidado Jesús, ‘a cada día le basta su malicia’. Y también dad al César lo que es del César, por si algunos clérigos lo han olvidado. Hagamos el camino, el de Santiago o el interior, el de pa purificación y la alegría de saber que los yates de cincuenta metros y los treinta mil millones no van a hacernos más felices. Pero por si acaso, sigamos con el euromillones.

 

Almuñecar1Almuñecar2

Ahora que muchos han olvidado la vida y se ocupan de la política con minúscula, regresemos a la vida. Y como me estoy volviendo predicador, voy a tomarme ahora mismo un surtido de mango, kiwi y aguacate recién traído de Almuñecar. A ver si se me pasa con el gustinín.

 

Ya está.

 

Os dejo este café solo. Un párrafo de mi novela: Laura en el país de los asombros. No, lo de Alicia es de otro. Por alusiones. Y no olvidéis comprar mi último libro: DEMOCRACIA Y ESTADO DE DERECHO. UNA VISIÓN CULTURAL. Palabrita del niño Jesús que no es tan aburrido como parece y dice cosas que están pasando.

 

Besos.

LA CIUDAD DE LOS ESPEJOS DE LA MEMORIA, O LA CIUDAD REITERADA. DENTRO DE LA CIUDAD DEL MUNDO.

A nadie le extrañó que aquellas avenidas de mármol se parecieran a Roma, incluso si desconocían la ciudad de Augusto y de César y de Nerón, un poco antes de que a Nerón se le ocurriera lo del incendio. Pero tampoco les extrañó que sus jardines fueran tan parecidos a los de Versalles, aunque un poco menos franceses y más españoles, o sea italianos, porque así hicieron los de Aranjuez y los de Madrid, cada cual con su estilo y ambos tan lucidos como los sevillanos y un poco menos que los de la Alhambra. Tampoco les extrañó, o no se percataron de ello, de que en las pupilas de uno se veían los reflejos de Segovia y su acueducto y en los de otro los arcos tetraedros de las victorias de Octavio en Cesarea y en aquéllas los mares tempranos de Galicia asomándose a las lonjas doradas de La Coruña o los perfiles imantados de esas torres negras de París. Yovi sonreía, y los hermanos vieron en su mirada transcurrir las aguas lentas del Tíber por Sant Angelo, y las moles blancas de los palacios cerrados de Islamabad, incluso las ciudades de la selva, habitada por cohortes de sabios simios sonrientes, tantas y tantas referencias que se agotaban una tras otra las preguntas desde el camino.

 

ADEU, SENY, ADIÓS. PUBLICADO EL 11 DE SEPTIEMBRE DE 2013.

 

Featured Image -- 1211

 

ADEU, SENY, ADIÓS.

¿Os lo digo ya? Creo que la cosa está hecha. Ya se ha pactado una consulta light -¿se escribe así? Me niego a contrastar lo escrito con los estúpidos correctores  del gúguel et alia- y más tardé, verem… Creo que se acentúa. Pero soy castellá, de los de la sangre bermella, -o vermella, que entre el pedantísismo Vaugham, su gurú Elenita cuentacuentos y la subida a los alturas del british estoy de idiomas hasta el occipucio-. Además, mi ignara generación, en la que sólo leíamos, hacíamos doctorados, diplomaturas, cosas simples, carreritas en universidades repletas de docentes que se preparaban las clases y escribían libros… pues por desgracia cultivaba menos las lenguas extranjeras, entre las que no se incluía el euskaldún o euskera, el catalá, o tributario de la madre occitana, la lengua de OC, el depauperado galelo, los brillantres valenciá, balear o malloquí, que no es lo mismo que el mahonés, algo galibritanizado o los extraños andalusí, castúo, ovetense –te juro que hoy no compruebo nada, viva el altheimer- y el errabundo pitido de El Hierro… En esto de mi generación et circa no entran los muchos que dominaban el alemán –sobre todo filósofos- el francés lenguaje de los diplomáticos, y el perenne, pero no omnipresente y cansino, como ahora, inglés.

Y la cosa está hecha, digo, porque la política, si no es guerrera, es cobarde, y toca aguantar. Las palabras que oímos, las imágenes que vemos, los comentarios que leemos, son demoledores. Esto se cae, como las tetas y la llave inglesa.

Hace un porrón de poco tiempo, que son tres días, allá por los treinta –las figuras literarias sirven para contradecirse- una nación, histórica, con proyecto común, centenaria, castigadas por guerras de religión y de las otras, si es que hay otras, … No: No es España y el 31… ¡Malpensados!- la pangermania, elevó a los altares del imperio milenario a un líder, que llevó al mundo al caos un tiempecito. Todo el mundo estaba contento: les había convencido -¡a millones!- de que vivían injusticias históricas y era ya el tiempo de liberarse, de independizarse de las servidumbres del resto del mundo, que les oprimía, y sobre todo de quienes hasta entonces eran sus allegados, los ciudadanos que le había procurado riqueza y bienestar. ¡Todo fue estigmatizado, con la alegría y el consenso del ‘pueblo’. ¿Todo el pueblo? ¡No! ¡Pero ellos, los del desfile, decían que sí! Los mismo que luego en España, en el 36, unos se llevan las reservas de oro, y otros se arrogan el palio y las albercas, unos asesinan en Paracuellos, otros en donde toque, etc, etc.

Esas falacias sirven para que ‘los buenos’ diseñen falsos días de la infamia, como cuando  engañaron al mundo diciendo que no sabían que el sol naciente iba a atacar el puerto de la perla, -por eso se llevaron a los portaaviones-lo mismo que en el 98 dijeron que los españoles eran unos peligrosos asesinos  hundiendo sus propios barcos,  y haciendo trizas los restos decrépitos del imperio hispano.

La venganza -que es lo único divino que nos asemeja al hacedor- estaba escrita, en forma de H y A. Lo mismo sucedió cuando el lugarteniente del líder cósmico visitó al egregio gordo del puro, que no quiso pactar porque guardaba toneladas de bombas para Dresde y un porrón de trazos en los mapas del mundo.

Cobardes apoyando sus mentiras en la buena gente, carne de cañón o de mani.

La historia se escribe en los contubernios de El Mundo, digo del mundo, y tiene las líneas más torcidas que un astigmata sin anteojos.

Ahora, por acortar el meandro, la cosa es más leve. Pero sigue siendo de cobardes. Cobardes los enmascarados que queman símbolos respetables y agreden a a quienes no piensan como ellos, los detentadores de la verdad. Y cuando se toleran sus atropellos a los derechos que todos pagamos, cobardes son quienes nos custodian. Cobardes y estúpidos los políticos empeñados en guadañarse las piernas con gilipolleces mientras el Congreso se llena de cagadas de paloma, mezcladas con la lluvia de estos providenciales goterones del otoño. Un aviso del cielo. La-Joy, el mandarínd de la paciencia, ordenará espelal. Y mientras tanto, como sucedió a los romanones, digo a los romanos, los bárbaros se apoderan de Bizancio. Y todos a cagar.

Adiós, seny, adiós. Cuando un montón de gente, cuatrocientos mil, se une de las manos, y dicen que son millones, aunque no salgan las cuentas de los metros ni de las pastas, no, de las patas no, del parné: Dicen que han pagado doce euros por persona, lo que multiplicado por dos millones –sin exagerar…- son 24 millones de eurazos, que da para un atraco. Digo para un reparto. Los políticos en Expaña son ricos, y Bar el Cenas lo sabe. Por eso andan tranquilos, los Bildu, con el presupuesto que les regaló el Constitucional, han acudido al país de Oc, ellos, que tampoco han tenido NUNCA un proyecto independiente histórico político. El mito de las nacionalidades históricas es un timo genial. Hace más de mil años que todos ellos se unieron a la gran Castilla, esquilmada para defenderlos, a lo largo de los siglos. Es pobre porque ha dado todo. Como Alejandro, que tenía sus tesoros en los bolsillos de sus amigos, ésos que acabaron asesinándolo porque aún querían más. Mas. Los que se cargaron a Julio porque era César, y mandaba. Mas.

Esta mañana, día de la Diada, conmemoración de un patriota español, Casanova, a quien se le atribuyen más mentiras que los textos académicos catalanes a la historia de España, los ángeles de la Providencia divina se han meado en el Congreso. A Obama también le ha pasado, aunque como ellos son más, -no digo Mas, porque este hombre, desde que sueña, se está oscureciendo como Luther- pues lo mismo es popó, en marronazo y está que trina porque le habría encantado, entre discursito y discursito, apretar el botoncito. Y los agujeros del techo, esa parte, allá por lo alto, tapando el cielo, o el raso, o al vecino de arriba, esa parte de la casa común que sirve para guarecer a sus habitantes y librarlos de las inclemencias del tiempo –oh tempora, oh mores!- esas caóticas goteras que han empapado los legajos y los Ipod, los Ipad, los Blutz, los móviles con sus wasas, o guasas, mensajitos, portátiles lloenos de faces y de twiters, las calvorotas coronillas y las melenas o desmelenas de las polis y sus prête a porter, son un símbolo que ya quisiera interpretar en el baño el bueno de Sigmund –el del Nibelungo, claro- o sea que esto no hay quien lo remedie, y hasta el cielo está contra el Estado.

-¡Ya mea el cielo,y no meo yo!

Mi tío Pepe lo recitaba, falso Zorrillo, Don Juan orgiveño, para mofarse del ripio: Llamé al cielo, y no me oyó.

¿Qué tal irá de próstata el president? ¡Mira que si encima duerme de un tirón!